¿Problemas acústicos en el Hogar?

4 enero, 2019

La acústica va más allá.

Al referirse al término Acústica, cualquier persona expresa intuitivamente su apreciación personal de cómo suena un recinto, lo cual, aunque no constituye un error, se refiere tan solo al “aspecto sonoro” o “coloración sonora” en el interior del lugar.

Esta alteración del sonido solamente refleja las condiciones acústicas derivadas de las características absorbentes o reflectivas de las superficies interiores. Pero más allá de esa primera apreciación la Acústica estudia también los factores relativos al aislamiento o transmisión del sonido entre el interior y el exterior del recinto.

Ten en cuenta la subjetividad.

Si trasladamos las anteriores consideraciones al ambiente sonoro hogareño nos encontramos con una serie extra de diversas opiniones, relacionadas básicamente con conceptualizaciones subjetivas respecto a cómo debería “sonar” el hogar, desde el punto de vista de cada uno de los habitantes y a veces incluso de los visitantes.

Esto es; nadie emite una descripción objetiva-cuantitativa respecto a las condiciones físico-acústicas que se deben cumplir en cada habitación del hogar, a excepción del nivel de ruido presente, el cual supuestamente debería ser “bajo”, siempre de acuerdo con lo que “bajo” significa para cada persona.

Legislación Europea 2002

Aunque existen normas oficiales al respecto, habría que preguntar si se cumplen con rigurosidad en las casas-habitación adyacentes a las ruidosas vías de comunicación, al servicio de transporte colectivo o a bares y centros nocturnos con variedad. Seguramente, para los sufridos y estresados habitantes de estos lugares, un nivel de ruido suficientemente bajo estaría probablemente en la vecindad de los 50 dBA. En cambio, para los habitantes de los suburbios de lujo, 50 dBA merecen una queja ante las autoridades por exceso de ruido.

Pero un poco de sentido común nos indica que, en realidad, cada habitación requiere de ciertas condiciones acústicas que propicien la actividad (o inactividad) a que se ha destinado ese espacio.

Por ejemplo, no es lo mismo la sala o estancia que el comedor: la sala normalmente es un sitio de reunión social y el comedor es más familiar e íntimo. Sin embargo, en ocasiones la sala es el centro familiar y el comedor solo se emplea en eventos sociales. En ambos casos, la acústica del sitio puede favorecer o estropear el ambiente necesario para su aplicación.

La intimidad requiere de relativo silencio y poca reverberación, mientras que la reunión social es por naturaleza ruidosa y viva.

 

¿Cómo saber si mi hogar tiene problemas acústicos?

Sencillo. ¿Tiene exceso de eco en alguna de sus habitaciones? Aunque no sea consciente de ello, este efecto puede molestarlo si desea ver la televisión, escuchar música o simplemente tener una conversación en esa habitación.

¿Puedes escuchar claramente los sonidos de una habitación a otra?

Sean pasos, una silla arrastrándose, música o hasta una conversación, las habitaciones deben poder darnos la privacidad necesaria para no molestar ni ser molestados dentro de nuestro propio hogar.

¿Puede escuchar claramente sonidos provenientes del exterior?

Ya sean vehículos y transportes públicos o el bullicio de los establecimientos cercanos, esto puede llegar a ser muy molesto a cualquier hora, sobre todo en la noche cuando vamos a descansar. Si tenemos un vecino o un establecimiento cercano con música a muy alto volumen difícilmente podremos conciliar el sueño en paz.

Por último, si Ud. vive en un complejo de viviendas o departamento

¿Puede escuchar los ruidos del edificio?

Los ruidos que genera el sistema de ventilación, los compresores del sistema de aire acondicionado instalados en el techo, el ruido que se transmite por el motor del ascensor o por cualquier otra maquinaria o área común que se encuentre en el edificio, es muy probable que pueda ocasionar molestias al transmitirse a través de las estructuras de este.

Aplicar un tratamiento acústico en las habitaciones de un hogar requeriría de un previo análisis de las costumbres familiares, de sus apreciaciones subjetivas y de las condiciones presentes en cuanto a ruidos y ambientes acústicos. Es algo complejo, que muy poca gente sabe apreciar y valorar; mucha más que ni siquiera sabe que existe.

Ayúdanos a crear conciencia compartiendo nuestros artículos.

¿Tienes algún proyecto?

Ponte en contacto con nosotros y un asesor se comunicará contigo

Contactar

Escribe un comentario